← Volver Reconstrucción Marie Brizard

Por Miguel Ángel Domínguez

 

En esta ocasión esta botella llego a mi colección mediante un amigo que deseaba reconstruirla, en este caso la operación de restauración fue muy compleja y duradera pero el resultado creo mereció la pena.

El éxito de que esta botella fuera reconstruida es en gran parte a un amigo Luis Alberto Puga, a quien le agradezco muchísimo su paciencia y le estaré siempre agradecido por haberme enseñado mucho sobre este gran mundo, por ello gran parte de este trabajo se lo debo a el.

Comenzamos observando el estado en el que llego la botella a mis manos.

1. En primer lugar he empezado introduciendo la botella en agua caliente para despegar la etiqueta de la botella además del sello de 4 Céntimos que tenia la botella en la parte posterior.

2. Una vez separada la etiqueta y el sello de la botella, podemos limpiar la botella sin miedo a dañarlas.
Una vez limpia la botella procedemos a introducir la etiqueta y el sello en agua jabonosa para quitarle la suciedad; esta operación hay que repetirla varias veces y durante algún día hasta que el agua no tenga mas suciedad.

3. Una vez seca la etiqueta y el sello procedemos a realizar un paso muy delicado, el blanqueo de la etiqueta, donde cuidadosamente procedemos con un bastoncillo húmedo con agua y una pizca de lejía a pasar finamente asta que observemos como que la etiqueta a llegado a un punto donde no admite mas humedad.
A continuación vemos el proceso y el cambio de la etiqueta limpia con agua y una vez blanqueada.


4. El siguiente es llenar la botella con el liquido original y a continuación sellar la botella con una replica del tapón antiguo y seguidamente procedemos al sellado con Parafilm y le damos el color exacto que el original, para así evitar la evaporación y dejar la botella exactamente que al principio.

5. Por ultimo procedemos a pegar de nuevo la etiqueta y el sello a la botella y le daremos una fina capa de barniz para evitar que la etiqueta se deteriore posteriormente.

Y este es el resultado final de esta reconstrucción de una botella que a primera vista no daríamos un céntimo por ella pero que con horas de trabajo, paciencia y voluntad, todo es posible.

Nota: No está permitida la reproducción total o parcial del presente artículo sin el consentimiento del autor.

 

 

©2017 DonBotellines.com - Desarrollado por Jaime Caballero