← Volver Los Anises

Por Miguel Angel Dominguez

Origen del Anís

        El anís que el emperador Carlomagno mando cultivar en sus dominios hacia el año de 812, era conocido desde
tiempos remotos. Seguramente cuando esta plata fue bautizada se tuvo en cuenta una de sus propiedades mas
importantes: las estimulantes, ya que el nombre del anís viene del griego anisemi, que significa excitar.

    Elaboración del Anís

        Con agua fina de la sierra, pobre en cal, ligera; el alcohol mas rectificado, inodoro, que no comunique ningún olor extraño ( aquí no interesan las impurezas volátiles como en el brandy ), y la semilla verde de la Pimpinella anisum (anís), planta herbácea de procedencia  oriental, llamada vulgarmente "matalauva"; junto con la caldera de cobre (que casi se llena de alcohol rectificado, rebajado hasta los 50º con agua de la mayor finura) la cabeza de moro o capitel y el corbato ( vaso enfriador con sepertin), donde se va enfriando el destilado para ir a parar al deposito metálico de almacenamiento. Las cabezas y las colas, las primeras y las ultimas en salir, se separan. La semilla verde del anís, se macera previamente en alcohol de alta graduación, y luego se coloca en una criba o talego de malla a cierta distancia del fondo de la caldera, para que pase el vapor lentamente y arrastre aromas y esencias que luego se nublaran.

    Es excelente para las salsas y eficaz carminativo; remedia también los gases del estomago y bebido aspirando su olor, suspende las crisis de hipo. Las hojas hervidas son excelentes para indigestiones. Es diurético, calma la sed, es afrodisíaco. Con el vino produce un dulce trasudación y es mas eficaz cuando es mas negro y mas fresco.

    Estas maravillosas propiedades del anís se deben a la esencia encerrada en sus semillas el anetol, que es la base para la fabricación del aguardiente.

    Tipos de Anís

    Anisados es el nombre genérico que se da a determinados aguardientes obtenidos por destilación de macerados de anís o de badiana, con adición o no de otras sustancias aromáticas, con alcoholes autorizados, o por disolución el los mismos de las esencias correspondientes, con la adicción o no de azúcar y con una graduación alcohólica superior al 30%.

    Se pueden considerar tres tipos de aguardientes anisados teniendo en cuenta su contenido de azúcar:

  • Anisado Seco: Sin azúcar o con un contenido de azúcar inferior a los 20 gramos por litro.

  • Anisado Semiseco: Con un contenido de azúcar entre los 20 y 100 gramos por litro.

  • Anisado Dulce: Con un contenido de azúcar de mas de 100 gramos por litro.

  

    Anisados del mundo

    Existen en todo el mundo un rito, culto y misterioso del aguardiente. Vinculado a una tierra, al clima, a las tradiciones de su país natal, aunque se conozca bajo diferentes nombres siempre es único en su país y región de origen; sirve para todo y a toda hora y tiene el milagroso efecto de una bendición.

    Hay un aguardiente en Rusia que recibe el nombre de kummel, elaborado de semillas de comino.

    El anissete es una especialidad de  Burdeos, aunque también existen destilerías en Paris. El aguardiente de Chichón (España) anisado, es el primero en el mundo y el de Rute (Córdoba), también conocido mundialmente desde el siglo XIX.

    La variante portuguesa es el anís escarchado, siendo la marca mas conocido el Provir de la ciudad de Viseau, cerca de Oporto.

    Turquía produce un aguardiente anisado muy característico, cuya elaboración es monopolio del estado: el raki.

    El Ouzo o Douzico, aguardiente de anís derivado del raki, es la imagen de Grecia.

    En países del Centro y Sur América se elaboran excelentes aguardientes anisados. 

©2017 DonBotellines.com - Desarrollado por Jaime Caballero